Volviendo

Ayer me quedé dormida escribiendo esto, así que lo dejo tal cual se quedó, para que sea más auténtico»

«Y ahora toca digerir todo esto, y hacer que el cuerpo lo aguante.

Quizás vomitarlo aquí es una forma de asimilarlo y no dejar que se escape junto al tiempo, y se pierda poco a poco en el olvido.
Son muchas las emociones acumuladas, y tantos los sentimientos incontrolables experimentados en los últimos días; La película que te hiciste antes de que sucedan las cosas, la que todos inventamos siempre, de estreno exclusivo y privado, luego nunca es la misma para la que pagamos entrada… La verdad es que la realidad suele superar la ficción, ¿no crees?

Escribir ahora, después de un Mundial de plata y de bronce, un increíble Road trip en la mejor de las compañías, 30 horas sin dormir y haber cruzado el charco, puede que no sea la mejor idea del mundo, pero me parece agradable. ¿Sabes por qué? Pues porque como estoy un poco zombi y fuera de servicio no le doy muchas vueltas a lo que estoy diciendo, (aunque normalmente ya es así: suelo decir lo que pienso, y luego pienso en lo que he dicho y sus consecuencias, o más bien en cómo lo he dicho y sus efectos a otros…).

En definitiva, me siento como desorientada; ahora que ha pasado todo, se asoma el abismo de la nada, y de la duda.

Vuelven a mi mente los últimos metros de un 100 mariposa, la sensación de haberlo entregado absolutamente todo y la incredulidad de haberlo conseguido. Si lo piensas bien no deja de ser gracioso: todas tus ilusiones depositadas en algo tan absurdo como una distancia y absolutamente efímero como el tiempo en que la recurres. Luego vivimos durante muchísimo tiempo de lo que nos ha dado tan sólo un minuto de nuestra vida… ¡Menuda tontería a la que me aferro como a un clavo ardiendo! Pero ha sido tan bonito, nos ha hecho tan felices…. Y hablo en plural porque el hecho de compartirlo es lo que lo hace inolvidable y auténtico: allí con compañeros, mi entrenador y amigo, mi fisio y amigo, (abrazos que dicen muchas cosas y que no acabarían nunca). Toda la buna gente que te rodea y se alegran por ti y te felicitan pensando: “por fin lo ha conseguido” son felicitaciones sinceras y de corazón. Ser consciente de que a miles de kilómetros está la familia brindando a mi salud y tan emocionados como yo, todo eso es algo maravilloso.

En fin… Un minuto de tu vida tiene la capacidad de cambiar tu manera de soñar, es decir: tu manera de vivir: los pasos que vas a dar.

Ha sido muy intenso y estoy muy agradecida.

http://www.youtube.com/watch?v=RBumgq5yVrA

3 comentarios en “Volviendo

  1. » Y el bronce, ese bronce la hizo feliz como nunca la habiamos visto…» La frase d’en Toni en comentar la jugada a l’aeroport va omplir de felicitat una imatge que amb l’Èlia, a les planuries de Castella, haviem intuït!!!!

  2. Los sueños y las alegrías, son mejores compartidos, y estoy muy contento de haber tenido una entrada de primera fila para una experiencia que saborearemos despacio durante mucho tiempo…… Gracias. Go Carla!

    • Gracies Carla per tot el que has fet i com ens ho has explicat. Gracies Toni per ser alla mes a prop que ningu per veure-li el primer somriure. Com t’envejo i com t’agraeixo aquest moment !!! Go Carla Go , always following your dream!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies